5 de Mayo DÍA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA


5 de Mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa

 

El Día Mundial de la Libertad de Prensa, fue instaurado el 3 de mayo de 1992, por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con el respaldo de la Asamblea de las Naciones Unidas, decisión fundamental para el desarrollo de los pueblos.

Origen del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

"El Día Mundial de la Libertad de Prensa tiene su origen en una reunión de periodistas africanos realizada del 1 al 3 de mayo de 1991 en Windhoek, Namibia, donde se establecieron las condiciones para el funcionamiento de la libertad de prensa, pluralismo e independencia de los medios de comunicación en África.

En octubre del mismo año y en reconocimiento a este esfuerzo, la Conferencia General de la UNESCO invitó al Director General de la Organización a transmitir “a la Asamblea General de las Naciones Unidas el deseo expresado por los Estados Miembros de la UNESCO de que el 3 de mayo se proclame Día Internacional de la Libertad de Prensa”. Ello se concreta gracias a la resolución 48/432, aprobada por la sesión plenaria número ochenta y cinco de la Asamblea General de la ONU, realizada el 20 de diciembre de 1993.

Desde entonces, cada 3 de mayo, la UNESCO en cooperación con las más destacadas organizaciones y asociaciones de periodistas, directivos y propietarios de medios, sindicatos, colegios, gobiernos, parlamentos, autoridades locales, universidades y otras agencias del Sistema de las Naciones Unidas; desarrolla diversos actos y da a conocer documentos mediante los cuales subraya la importancia de la libertad de prensa como base de la democracia, enfatizando la necesidad de una plena vigencia de la libertad de expresión como derecho humano fundamental.

Con ello se busca hacer un llamado para que la libertad de expresión y de opinión sea una realidad viva en y durante todo el tiempo, aún cuando solamente le dediquemos un día al año. Ello fue puesto de manifiesto en la Declaración de Santiago, aprobada por los asistentes al seminario sobre el Desarrollo de los Medios de Comunicación y la Democracia en América Latina y El Caribe, celebrado en Santiago de Chile en mayo de 1994.

Dicho documento señala que:
“La Libertad de expresión es la piedra angular de nuestras democracias. La democracia es indispensable para la paz y el desarrollo dentro y entre nuestros países. La Libertad de prensa es una parte clave e indivisible de la libertad de expresión”. Por otro lado, la Declaración de Chapultepec, animada por la Sociedad Interamericana de Prensa, expresa que: “Sólo mediante la libre expresión y circulación de ideas, la búsqueda y difusión de informaciones, la posibilidad de indagar y cuestionar, de exponer y reaccionar, de coincidir y discrepar, de dialogar y confrontar, de publicar y transmitir, es posible mantener una sociedad libre. Sólo mediante la práctica de estos principios será posible garantizar a los ciudadanos y grupos su derecho a recibir información imparcial y oportuna”.

En la constitución de la UNESCO quedó establecido que la Organización fomentará “el conocimiento y la comprensión mutua de las naciones”, principios sobre los cuales se debe sustentar la paz y cuya realización implica el uso de la comunicación y de la información con la participación de todos los sistemas posibles y ello incluye a los medios de comunicación pues sin ellos no es posible una relación armónica entre las personas y sus países, ni los intercambios culturales o acciones solidarias, la comprensión de los problemas y la integración."1

1Fuente http://portal.unesco.org/es/ev.phpURL_ID=20261&URL_DO=DO_PRINTPAGE&URL_SECTION=201.html


Volver Atrás